Make your own free website on Tripod.com

Protagonistas: Kate del Castillo y Saul Isazo
Tema musical: ??
Interprete: Alejandro Fernandez
Productor: ??
© Televisa 2001

Semana 1
Es el año de 1981, en Mérida, Yucatán, María Elena del Junco, hermosa joven de 17 años, sale a escondidas para encontrarse con su amor, Alfredo Martínez, joven liberal educado en Estados Unidos. Su relación es dificil pues Rafael del Junco, padre de María Elena tiene un profundo rencor encontra del padre de Alfredo. María Dolores alerta a María Elena y le pide que no haga locuras porque su padre nunca aceptará su romance, Matild se descontrola y sufre por el rechazo de sus padres. Adriana hace una confesión a su primo Adolfo Drigani, quien queda perplejo. María Elena sufre al verse presionada por Alfredo quien le pide que hable con sus padres para no tener que ocultar su relación, pero después comprende y dice que sabrá esperar. Afredo se entera de que Rafael del Junco odiaba a su padre Isidro Martínez, porque le arrebató el amor de Clemencia, aún cuando ella le tuvo que corresponder al padre de María Elena. Matilde se siente desplazada por su hermana, pero luchará por cumplir el anhelo de lograr que Jorge Luis Armenteros le cumpla su palabra de niños, en la que le prometió matrimonio. Hay una discusión entre Clemencia y Rafael quien le reprocha que no atienda correctamente ha sus hijas, debido a la gran cantidad de "medicina" que consume. María Elena comenta con Teté que se entregó a Alfredo. La preocupación de María Elena por las posibles consecuencias de su entrega la lleva a hablar con su padre quien interrumpe la conversación y le pide apoyo para que oriente a Matilde, pues para él su gran orgullo y ejemplo a seguir es María Elena. Matilde alimenta el rencor en contra de su familia día a día, por lo que jurá que se vengará de lo que le han hecho. Aldo confiesa a María Elena que su belleza lo ha impactado y se disculpa por haber dicho a su tío Pepe, que la vio con un muchacho. Aunque María Elena trata de evitar que Alfredo hable con su padre, el encuentro se da y Rafael del Junco trata con gran desprecio a Alfredo y lo amenaza de muerte si no se va de Mérida, María Elena escondida presencia la desagradable reunión. Jorge Luis empieza a sospechar que María Elena no lo acepta por completo y ella se siente mal por haberle fallado a él por que es una gran persona. Rafael del Junco amenaza a Adriana con abandonarla si hace público su romance. María Elena esta dispuesta ha llegar hasta las últimas consecuencias con Alfredo, aunque este le corta las alas al confesarle que es un jugador compulsivo y que tiene deudas pendientes, por lo que habrá de esperar algún tiempo antes de que puedan irse a vivir juntos. Alfredo le hace una escena de celos a María Elena y aunque están a punto de terminar, se soluciona el problema y ella continua con sus planes de huir con él si eso es necesario para que vivan su amor plenamente, aunque las preocupaciones por aquella noche de entrega se empiezan a hacer más evidentes, después de lo que María Dolores le dice que vio en su aurá.

Semana 2
María Elena del Junco sostiene una áspera conversación con su nana, María Dolores, pues María Elena se niega a aceptar su embarazo. Clemencia se entera de los malestares de su hija y dice que llamará al médico. Alfredo le lleva atención médica a María Elena. Jorge Luis Armenteros platica con un amigo sobre los desprecios de María Elena, a quien no se resigna a perder. Alejandro dice a Rafael que Clemencia sospecha su relación con Adriana. Clemencia, en un momento de nostalgia, confiesa a María Dolores que el único amor de su vida fue Isidro Martínez, con quien sigue soñando.

Semana 3
Al enterarse que es cierto que María Elena, esta embarazada Rafael del Junco reacciona con suma violencia. María Dolores reclama a Matilde, lo que provocó por haber dicho a sus padres del embarazo de María Elena y dice que si pierde al bebé sera culpa de ella. María Elena se niega a decir quien es el padre de su hijo, pero aclara que no es José Luis Armenteros. Alejandro se indigna cuando Rafael le pide que practique un aborto a María Elena. Clemencia trata de convencer a Rafael para que apoyen a su hija y lo amenaza con delatarlo, pero él la culpa de no haber cuidado bien a María Elena. Aldo confiesa a su prima Adriana que se ha enamorado de María Elena. Clemencia culpa a Aldo del embarazo de María Elena, él le dice que no tiene nada que ver, pero que la quiere y le ofrece matrimonio aunque ella lo rechazó por que dice amar al padre de su hijo. Matilde goza con el sufrimiento de su hermana María Elena porque por fin a caído de la gracia de su padre. Rafael dice que María Elena Quedará recluida en La Quinta hasta que nazca su hijo, que tendrá que dar eb adopción para no dañar el prestigio y el honor dela familia. Jorge Kuis se queda sorprendido cuando se entera del embarazo de María Elena, se sume en una profunda decepción y se emborracha a tal grado que Matilde se aprovecha de la situación para seducirlo. Rafael cela a Adriana porque la vio con un hombre, ella desesperada trata de explicarle que no hay nada entre ellos. Aldo insiste a María Elena para que se case con él, incluso se arriesga y desafía a Rafael del Junco, quien tiene la firme idea de que Adolfo es el responsable del embarazo de María Elena. Adriana logra detener a Rafael y éste pide cuentas a Aldo. Alfredo no se interesa por el embarazo de María Elena, pues lo único que le preocupa es obtener dinero para saldar sus deudas. Matilde pone nerviosa a María Elena, pues comenta que su padre piensa que Aldo es el padre del hijo que espera y que piensa matarlo María Elena ve a escondidas a Aldo a quien le pide se alejen, por que su amistad no es conveniente por las sospechas que tiene su padre. A pesar de todo Aldo esta decidido a brín darle todo su apoyo a María Elena a quien le confiesa que el hijo que espera lo siente como si fuera de él. María Elena empieza a planear lo que hará cuando nazca su hijo, para librarlo de su padre. Rafael presiona a Adriana para que ya no vea a su primo Aldo, ella le promete que así sera pero a cambio le pide apresure su divorcio para que pueda casarse. Momentos antes de que nazca el hijo de María Elena ésta le habla a su padre para suplicarle que no de a su hijo en adopción pero la respuesta es áspera.

Semana 4
María Elena responde agresiva al beso que le da Aldo, pues ella piensa que todos los hombres son iguales, pero él la comprende, debido al momento por el que está pasando. Matilde planea comprometer a Jorge Luis, le llama para decirle que se ha sentido mal con mareos y vómitos. Clemencia defiende a toda costa a su hija María Elena ante Rafael, con quien ha tenido un acercamiento íntimo luego de un gran alejamiento. Adriana queda decepcionada cuando Rafael le dice que su divorcio se va a retrasar. Matilde se asusta cuando María Elena le reclama y le prohibe que se vuelva a meter en su vida. Rafael se sorprende cuando María Elena le dice que sabe que no denunció el secuestro de su hijo, por lo que no deja de pensar que fue él quien pago a Bruno para que desapareciera al bebé. El profesor Limonta ayuda a María Dolores a esconder el bebé. María Elena se disculpa con Aldo por la actitud agresiva que tuvo, pero le confiesa que no volverá a enamorarse hasta no encontrar a su hijo. María Elena se siente feliz al enterarse que podrá recuperar a su hijo, Aldo la acompaña, aunque no sabe que algo inesperado va ocurrir con la persona que le daría informes. Alejandro da un nuevo medicamento a Clemencia para que ella pueda salir de su adicción a las drogas, aunque su consumo debe ser muy cuidadoso. Adriana, desesperada por su situación con Rafael, le pide que terminen su relación. Jorge Luis está muy triste porque su mamá murió, pero Matilde le dice que renacerá en el bebé que esperan, él queda muy impactado con la noticia. Rafael habla con su secretaria Graciela y le dice que está muy dolido por la vergüenza que María Elena le hizo pasar a su familia. Clemencia le cuenta a su hermano Pepe que presiente que Rafael tiene una amante y que no descansará hasta saber quién es. Jorge Luis sorprende a la familia del Junco cuando va a pedir la mano de Matilde, con quien dice que se casará de inmediato. Adriana es agredida por Rafael y Pepe por haberse presentado en el sepelio de la mamá de Jorge Luis, donde también estaba Clemencia. María Elena se lamenta no haber conocido antes a Aldo, a quien considera que es un gran hombre, aunque por el momento no pueda corresponder a su amor. Adriana se va a Miami; en Mérida, María Elena se entera de que esa mujer es la amante de su padre. Aldo y María Elena quedan impactados cuando les informan que un recién nacido apareció muerto en un basurero.

Semana 5
María Elena y Matilde discuten violentamente, Rafael defiende a su hija menor, por lo que María Elena reacciona y le insinúa que él engaña a Clemencia. Aldo propone a María Elena que se vaya de su casa y le ofrece su apoyo económico. La amante de Alfredo al enterarse del rapto del hijo de María Elena, se convence de que él es un canalla. Graciela se porta cariñosa con Aldo y logra provocar celos en María Elena quien a lo lejos observa la acción. Rafael advierte a Clemencia que si no controla sus celos las cosas volverán a ser igual que antes, ella nerviosa pide perdón y vuelve a caer en su adicción a las drogas. Rafael descubre a Clemencia y toma pruebas para tenerla sometida. María Elena esta muy contenta con la idea de fundar una casa cuna, además se tranquiliza y admite que por Graciela no puede sentir más que agradecimiento por la ayuda que le ha ofrecido para encontrar a su hijo. Rafael en una discusión con Jorge Luis se pone mal, Alejandro le explica que desde hace tiempo Rafael sufre de hipertensión. María Dolores conmueve a los concurrentes a la Basílica de Guadalupe, al llegar con los pies sangrantes para cumplir una manda. María Elena se siente muy mal cuando se entera de que su madre recayó, su primer impulso es abandonar su casa, pero Aldo la convence de que este es el momento en que su madre más la necesita. Alfredo es arrestado por la policía. Adriana decide regresar a México para rehacer su vida, considera que no por el temor a Rafael va a perjudicarse. Aldo esta contento porque María Elena se reconcilió con su madre, aprovecha el momento para decirle que todo mundo dice que ella esta enamorada de él y le da un beso con gran pasión. María Elena confiesa a Aldo que con él ha conocido el verdadero amor, aunque le reitera que ella vivirá para encontrar a su hijo. Jorge Luis en una platica sincera con María Elena, le confiesa que se casará con Matilde porque ella esta embarazada. María Elena trata de convencerlo de que todo se trata de un engaño de Matilde. María Dolores planea buscar a Aldo para que María Elena pueda recuperar a su hijo, pero recuerda la promesa que le hizo a Bruno y desiste de su idea. La boda de Matilde con Jorge Luis es poco concurrida y Rafael lleno de ira dice que se vengará de los que lo desairaron. Graciela cuenta a Adriana que María Elena sigue coqueteando con Jorge Luis a pesar de que ya es esposo de su hermana. Graciela haciendo teatro le confiesa a Clemencia que Adriana es la amante de su esposo, ella herida no sabe lo que hará pero jura que todo cambiará de ahora en adelante. María Elena se convence de que ama a Aldo y decide darse una oportunidad para vivir su amor. Clemencia descubre a Rafael con Adriana.

Semana 6
Aldo se pone contento al ver que María Elena está celosa por la presencia de Graciela. Rafael le pide a Pepe su intervención para contentar a Clemencia. Matilde le reclama a Jorge Luis que le haya dicho a María Elena que está embarazada. Rafael le miente a Clemencia al decirle que fue a ver a Adriana para exigirle que no lo busque más. María Elena está segura de que Alfredo volverá y le traerá a su hijo. Adriana siente compasión por la adicción de Clemencia y le pide a Pepe que sean amigos. Matilde queda sorprendida cuando se percata de que su madre ha vuelto a tomar el control de la casa y a ella la trata con dureza. María Elena y Aldo en su viaje a Motul tienen un acercamiento íntimo lleno de pasión, al amanecer se prometen no separarse nunca. María Dolores extraña a María Elena y la recuerda constantemente, sobre todo cuando contempla a Alberto quien ya comienza a caminar. Graciela, con mala intención, dice a Rafael que Adriana está saliendo con su cuñado Pepe. Clemencia entrega a María Elena una carta certificada que le llegó de los Estados Unidos. Clemencia queda impactada cuando María Elena le confiesa que quien la embarazó fue Alfredo, el hijo de Isidro Martínez, pero le dice que protegerá a su nieto de Rafael. Aldo y María Elena se han unido en una boda espiritual. Graciela emplea sus armas femeninas para relacionarse con Aldo y Rafael. Aldo no cree que la foto que le enviaron a María Elena sea la de su hijo. María Elena confía plenamente en el amor de Aldo por lo que no le importa que Graciela viaje con él a Nueva York. Aldo enfrenta a Rafael y le dice que hará lo imposible para demostrar que él tiene que ver con la desaparición de su nieto. Aldo y María Elena se despiden tristes, pero con la esperanza de que pronto estarán juntos para compartir su amor. Han pasado ocho años y Albertico está inquieto porque sus amigos dicen que María Dolores no puede ser su mamá porque ella es negra. Isabel Cristina, la niña que Matilde comprara a Rosa, es una rubia muy bella. Aldo lamenta no poder ayudar a María Elena para los preparativos de la boda, porque él tendrá que asistir a un congreso a Brasil, pero sigue igual de enamorado que hace ocho años cuando se separaron. Graciela se desilusiona al escuchar a Aldo decirle que nunca podría enamorarse de otra mujer porque ama a María Elena. Albertico bolea zapatos en la calle, pero le duele que la gente piense que lo hace por no estudiar. Rafael ofrece a Graciela una fuerte cantidad de dinero para que separe para siempre a María Elena de Aldo. María Dolores esta conmovida porque a pesar de todo Albertico la reconoce como a su única madre.

Semana 7
Aldo se preocupa al percatarse de que alguien atentó contra su vida. María Elena despierta muy inquieta porque soñó que una pared de agua la separaba de Aldo. Después del accidente aéreo dudan que Graciela y Aldo estén con vida. María Elena se va a México a buscar a su hijo; Rafael escucha a Clemencia contándoselo a Pepe. Jorge Luis está cansado de la manera en que Matilde trata a Isabel Cristina. Alberto se ha convertido en un excelente alumno. Graciela disfruta al saber que María Elena se hizo monja y trata de convencer a Aldo de que ella nunca lo amó. Clemencia está muy preocupada por la reacción que pueda tener María Elena al enterarse que Aldo está vivo. Alberto se siente incomodo ante los descarados coqueteos de Angélica. Alfredo pone un ultimátum a Oswaldo y le dice que tendrá que irse con él a Mérida. María Elena cuenta a Clemencia la sensación tan rara que sintió cuando Alberto la llamó madre. Teté se siente muy mal por ocultar la verdad a María Elena. Posponen la ceremonia de profesión de María Elena, para que pueda aclarar sus sentimientos. Graciela queda impactada cuando Aldo le dice que va a regresar a Mérida. Clemencia comenta a Alejandro que ella nunca podrá perdonar a Aldo por haber dejado plantada a María Elena. Alberto rechaza una invitación de Angélica, pues va a pasar el día con su mamá. Alfredo piensa que si su hijo viaja a Mérida ahí podrá recuperarse, pues con el tiempo se ha convertido en un delincuente. Aldo pregunta a Pepe cómo está María Elena, él le dice que por fin ha encontrado la paz y que no la perturbe. Alfredo se presenta en el convento preguntando por María Elena. Aldo le dice a Graciela que nunca la podrá amar como mujer, porque su único amor es y será María Elena. Isabel Cristina sugiere a María Elena que Aldo puede estar vivo, pues nunca encontraron su cadáver. Aldo le llama a María Elena al convento, pero no logra entablar comunicación. María Elena se entristece cuando ve que su padre se pasea en su coche con una mujer. Aldo y Rafael se topan en el aeropuerto y la reacción de ambos es agresiva. María Elena comenta a Teté que ha estado muy inquieta como si tuviera un mal presagio. Pepe le dice a Adriana que ya no debe tener miedo a Rafael, pues su amor sobrepasará todos los obstáculos. Isabel Cristina le dice a su abuela que la desobedecerá, pues Aldo ya llegó a Mérida y se lo dirá a su tía María Elena. Graciela se reúne con Matilde, están inquietas porque María Elena no ha tomado los hábitos, Alberto tiene un encuentro inesperado con Isabel Cristina. María Elena recibe una visita sorpresiva en el convento.

Semana 8
Alberto y María Elena comentan sobre el problema de claustrofobia de Isabel Cristina. El padre Juan pide a Alfredo que se vaya de Mérida. Aldo piensa que no se puede volver a ir sin antes decirle los motivos de su ausencia. Clemencia busca a Graciela y la acusa de haber sido la causante de la traición de Aldo a su hija. María Elena, cuando se entera de que Alfredo está en Mérida, piensa en ir a buscarlo para preguntarle por su hijo. En el convento se dice que la toma de hábitos de María Elena se suspenderá definitivamente. Rafael se pone furioso cuando se entera de que Alfredo está de regreso en Mérida. Adriana se siente culpable del rompimiento de Pepe con su hermana, pero él está seguro de que ella recapacitará, Rafael está feliz porque Pepe no podrá entrar a su casa, pero Pepe se le enfrenta y le reprocha su estupidez al haber dejado ir a los dos únicas mujeres que lo han amado. María Elena busca a Aldo y le dice que aunque no se podrán casar, por lo menos permanecerán juntos. Isabel Cristina reclama a su tía que nunca le haya dicho que a quien realmente amó su padre fue a ella y que por ese motivo se vio obligado a casarse con su madre.'

Semana 9
Clemencia felicita a Isabel Cristina por su lealtad a Angélica. A María Elena le agrada la idea de que Isabel Cristina y Alberto puedan ser pareja. La enfermera informa a Alberto que Rafael antes de dormirse por el calmante pidió que llamaran a Leonor Castro. Al conocer a Isabel Cristina, Oswaldo la llena de elogios, pero a ella le incomoda. A Jorge Luis le da gusto que María Elena haya abandonado el convento. Alejandro se da cuenta de que la nueva amante de Rafael es Leonor, y lo amenaza con delatarlo ante Clemencia. María Dolores se muestra preocupada al pensar que Alberto puede descubrir, por el llamado de la sangre, que Cristina Isabel es su prima. Surge el romance entre Oswaldo y Angélica. Alfredo es enterado de que María Elena abandona el convento. María Dolores se siente culpable de ello al pensar que ella sabe que su hijo es Alberto. Alfredo busca a María Elena y le exige otra oportunidad, pero Aldo lo pone en su lugar. María Elena discute con Aldo por la agresividad de él hacia Alfredo. Clemencia y Pepe se reconcilian, pero ella se siente decepcionada, porque él se casará con Adriana. María Dolores trata de convencer a Alberto de que se olvide de Isabel Cristina. Alejandro presenta a Alberto con Rafael, quien le quiere pagar por la sangre que le donó. El comandante Sandoval informa a María Elena y Aldo sobre una pista que obtuvieron de Bruno. María Dolores se aterra cuando descubre que a su puerta está tocando Rafael del Junco. Rosa revela que Isabel Cristina es su hija y que Matilde la compró para comprometer a Jorge Luis. Matilde está desconsolada porque siente que Jorge Luis no ha dejado de amar a María Elena. Isabel Cristina y Alberto se declaran su amor. La policía llega a buscar a Bruno quien huye por una ventana. María Elena discute con su padre y le dice que están a punto de aprehender a Bruno, él comienza a mostrar los síntomas de una embolia. Rafael busca a Adriana y le pide que lo ayude, pues Aldo está empeñado en culparlo del secuestro de su nieto. En la delegación, María Elena se enfrenta a Bruno y le exige que le diga dónde está su hijo.

Semana 10
María Elena sufre un gran impacto y dolor al escuchar a Bruno declarar que su padre fue quien pagó para que matara a su bebé y descubre que el niño fue entregado a María Dolores. La declaración de Bruno sirve para que se gire una orden de aprehensión en contra de Rafael. Isabel Cristina y Alberto hacen planes para casarse. Rafael suplica a María Elena que no crea en las mentiras de Bruno, y la amenaza de romper toda relación con ella si no convence a Aldo de su inocencia. Matilde busca a Isabel Cristina y le hace creer que la extraña, por lo que decide regresar a la casa de sus padres. María Dolores se horroriza cuando se entera que ya detuvieron a Bruno y él confesó. Rafael bajo los efectos del alcohol se pregunta cuando podrá vengarse de María Dolores por haber salvado a su nieto. Alberto le pide a Isabel Cristina hablar con sus padres de la relación que llevan, pero ella le pide que esperen. Rafael amenaza a Clemencia con matarla, así como a su supuesto amante y a Aldo. María Dolores esta decidida a irse de Mérida, pero antes va a buscar a Bruno a la cárcel. Isabel Cristina busca el consuelo de Alberto a quien cuenta que su abuelo ha sido acusado de cosas horribles. Alfredo se emociona al saber que el hijo que tuvo con María Elen